Hoy, el Restaurante Arohaz nos invita a disfrutar de una de esas experiencias que nos transportan 11.000 kilómetros más allá, a las costas de Asia, allí donde nuestro atún, el rojo de las almadrabas gaditanas, es el mayor objeto de culto gastronómico. Para ello, la cocina...

Dicen que ese animal vivo y apasionado que es la cocina nunca duerme. Que se inventa, se reinventa, se transforma y se contradice permanentemente en busca de nuevas sensaciones, de experiencias únicas que satisfagan a quienes, con mil y una expectativas e intenciones, se acercan...