Hay bocados que hablan por sí mismos de lo mucho y bueno que es capaz de ofrecer, de transmitir un territorio, su diversidad. Bocados que, como si se tratase de un triple salto mortal, van más allá y se atreven a buscar esa fórmula mágica...