Reconozco que, quizás por aquello de la puesta en escena y por la combinación, casi infinita, de colores, sabores y texturas, la cocina de vanguardia cuenta con más argumentos para seducirnos a las primeras de cambio que esa otra cocina, la tradicional. Para invitarnos a...

No debemos medir un plato por su complejidad o por la ausencia de la misma. Podemos encontrar grandes platos elaborado con un par de ingredientes, sin grandes aspavientos de modernidades gastronómica. Una vuelta a una cocina más sencilla, más tradicional, que atesora los secretos de...