Orobailén - Perlas de aceite arbequina y picual

Perlas de aceite de Oro Bailén

Hoy abrimos el abanico gastronómico para dar cabida a uno de los productos estrella de la cocina de nuestra tierra. El aceite de oliva virgen extra se encuentra presente en una inmensa mayoría de platos, aportando una riqueza de matices y sabores muy arraigados en nuestra cultura gastronómica. El aceite de oliva y el atún rojo siempre han sido buenos compañeros de plato, ya sea en la elaboración de guisos, como base para dorar el atún, o en crudo como aliño, pero siempre el aceite en un meritorio segundo plano.

Hoy traemos a la mesa un producto elaborado por las almazaras de Oro Bailén, que reclama más protagonismo dentro de nuestras elaboraciones. Partimos de la base de una aceite de oliva virgen extra de una calidad espectacular, galardonado con decenas de premios nacionales e internacionales, que reconocen la singularidad y valía de los zumos de esta empresa familiar.

Con todo este bagaje a la espalda, el éxito está garantizado, pero en Oro Bailén, han dado un paso más desarrollando un producto enfocado a la restauración y a cocineros aficionados con mayores inquietudes. Las perlas de aceite no sólo aporta sabor, si no que, con una estética impactante, reclama el protagonismo que le corresponde, creando perfectas sinfonías de sabores que estallan en el paladar a cada bocado.

Disponible en dos variedades, picual y arbequina, menos conocidas que la tradicional hojiblanca, trasladan al comensal sensaciones nuevas. Del equilibro afrutado, con una entrada dulce en boca y sabor fresco de la variedad picual, a la delicadeza con carácater, de entrada suave y un ligero amargor posterior, lleno de matices afrutados, propios de la variedad arbequina.

Oro Bailén pone de manifiesto que no estamos limitados a exótico ingredientes como las huevas de tobiko o salmón, y que disponemos en nuestra tradición de elementos a la altura de las más exigentes cocinas.

Fotos cedidas por: Orobailén

No hay comentarios

Deja un comentario