regaña de algas marinas

Regañas y picos con algas, el crujiente del mar

Hay bocados que hablan por sí mismos de lo mucho y bueno que es capaz de ofrecer, de transmitir un territorio, su diversidad. Bocados que, como si se tratase de un triple salto mortal, van más allá y se atreven a buscar esa fórmula mágica que logre integrar de forma equilibrada, perfecta, productos de primera calidad, pero de escenarios/orígenes dispares. Elaboraciones difíciles de adivinar, pero que, una vez culminadas, ofrecen experiencias sorprendentes y atractivas.

Una de estas novedosas experiencias, representativa de la tierra y la mar de Cádiz, ha surgido de ese afán permanente que, desde sus orígenes, marca la actividad de la empresa asidonense Distintivos de Calidad por brindar a sus clientes los mejores y más reconocidos productos que, en este caso, ofrece una provincia tan rica y diversa como la gaditana.

Hablamos de las regañas y picos con algas, un sorprendente producto que es el resultado de la fusión, atrevida, de los productos de calidad y elaboración artesanal de los que hace gala Sidonia, Panes y Picos y las algas que, también de forma artesanal, cultiva Suralgas en sus huertas de mar.

El resultado, una regañá suave y crujiente que nos envuelve con los aromas inconfundibles del mar y las rocas en las que, junto a las algas, crece un gran número de exquisiteces marinas de las aguas gaditanas.

Su fórmula: agua, ogonori rojo y lechuga de mar, sal, levadura y harina de trigo de primera calidad.

 

Un bocado de lo mejor y más representativo de Cádiz que se convierte en perfecto aliado para acompañar y dar el toque crujiente necesario a un sinfín de propuestas (tartar, ensaladas…) en las que nuestra gran pasión, el atún, es protagonista.

Cabe recordar que Distintivos de Calidad, en su afán permanente por llevar al cliente productos exclusivos de alta selección, es uno de los más reconocidos distribuidores de las numerosas exquisiteces como quesos, salazones, conservas y dulces.

Fotos / Texto: Atunéate

No hay comentarios

Deja un comentario