Atún y Sandía - Besana Tapas

De postre, atún rojo.

En los primeros meses del año, muchos establecimientos de hostelería, sobre todo los cercanos a las costas andaluzas, se toman su merecido descanso, recargando energías para el inicio de la nueva temporada, que irá engrasando las cocinas en la primavera, para afrontar la vorágine del verano. Durante esta calma, en Atunéate nos dedicamos a preparar nuestra propia temporada, ver con quien grabaremos vídeos, a que lugares podremos desplazarnos y a que cocinero nos gustaría conocer. Parte fundamental de la preparación es revisar que hicimos durante este año que terminó, para mirar cosas que corregir, y cosas para experimentar.

En nuestro repaso, he topado con un delicioso plato de atún rojo con frutas, que en su momento no publicamos, probablemente por la acumulación de material, pero que sin duda, por calidad, sabor e imaginación, merece su sitio en nuestra publicación. Y es que, estamos acostumbrados a tomar atún rojo de tapa, como primero o como segundo, pero lo que no es tan habitual es disfrutarlo en el postre. En Besana Tapas, nos proponen una fusión entre el atún rojo y una sandía osmotizada en salsa de soja, que intensifica su color, y le aporta su sabor característico a la sandía, sin perder un ápice de frescor. El plato se complementa con higos breba, y algunos frutos secos, que servirán de contrapartida, aportando sabores tostados y salados. Pistachos  y almendras se unen al sésamo en esta misión por aportar mayor rango al plato. Un toque de rabanito y vinagre de Jerez equilibran el dulzor del plato, que junto con distintas algas, terminan de construir un plato lleno de matices.

 

Desde luego, un postre diferente, alejado de los empalagosos dulces, muy fresco y que desata multitud de sensaciones en el paladar. Tanto, que funciona perfectamente como el mejor de los entrante.

Foto: Atunéate

No hay comentarios

Deja un comentario