Soy de los que piensan que la gastronomía, más allá de sabores, texturas y olores que nos aportan mil y un placeres, es una puerta, siempre abierta, para revivir/recordar momentos de nuestras vidas que fueron muy especiales para cada uno de nosotros. Instantes que tienen...