Albóndigas de atún rojo en El Campero

albóndigas de atún rojo

Albóndigas de atún rojo en El Campero

Si bien es cierto que en la mayoría de las ocasiones la sorpresa, la creatividad y la fusión en su máxima expresión son patrimonio de la vanguardia; no lo es menos que el sabor, la calidez e, incluso, el regocijo en grado extremo están asociados a la tradición más pura, a esa que se perpetúa y refleja gran parte de la esencia gastronómica de los pueblos, de lo que somos.

De eso, de platos de tradición, pero a su vez con un componente de sorpresa, sabe mucho el Restaurante El Campero, en cuya cocina se acunan desde siempre excepcionales bocados de raíz a los que ‘salpica’ con unas acertadas notas de creatividad.

Uno de esos platos es sus Albóndigas de atún con salsa de tomate picante, con una sólida base de tradición en su ejecución y unas notas de ‘frescor’ que, tal y como es el propósito de su cocina, elevan su valor gastronómico.

El punto de partida es una pieza de plato de atún rojo, que pica, acompaña y arma con los ingredientes tradicionales de las albóndigas (sal, pimienta, huevo, perejil, huevo y pan rallado) y cuyo sabor eleva con jengibre y especias varias. Un conjunto que mezcla para dar forma a las albóndigas.

Para acompañarlas, la cocina de El Campero apuesta por una sabrosa salsa de tomate picante, que elabora con un sofrito con tomates de la Huerta de Conil, cebolla, ajo y pimiento verde. Preparación a la que potencia con tabasco y shichimi y, por último, endulza con un poco de zanahoria, todo ello a través de una emulsión.

Fritas las albóndigas, éstas se cocinan durante unos minutos en la salsa de tomate picante, lográndose un bocado jugoso y muy sabroso, que remata con unas crujientes patatas fritas.

Un plato de larga tradición en la barra de El Campero, reflejo esa cocina de tradición y de aprovechamiento del Thunnus Thynnus, que conquista a los comensales más variados por su sabor, jugosidad y calidad.

EL CORTE USADO ES EL PLATO: MAGRO Y GRASO

Como es sabido, la frontera entre una buena albóndiga y una exquisita albóndiga la marca su jugosidad, una propiedad cuyo mayor secreto reside en las características de su producto protagonista, en este caso el atún rojo.

Así, para lograr ese punto óptimo de jugosidad, la cocina del Restaurante El Campero emplea una pieza que combina de forma equilibrada sus cualidades grasa y magra. Hablamos del plato, pieza situada en la parte exterior del lomo negro y que por sus características se puede decir que es el tarantelo del lomo negro, siendo algo menos jugoso.

Foto: Localización del plato

¿QUÉ ES EL SHICHIMI?

Uno de los ingredientes que aporta a estas Albóndigas de atún con salsa de tomate picante un toque especial, asiático, es el shichimi.

Se trata de un condimento muy típico en la cocina japonesa, fruto de una mezcla de siete especias: guindillas molidas, cáscara de mandarina tostada, semillas de sésamo blanco y negro, pimienta japonesa, alga nori y jengibre (existen variaciones).

Es especialmente picante, siendo utilizado en la cocina japonesa tanto en carnes y pescados como en sopas, salsas, etc.


Fotos / Texto: Atunéate

¿Quieres formar parte de Atunéate, La Revista Digital del Atún? Pulsa aquí, te informamos.

No hay comentarios

Deja un comentario