¿Es saludable el consumo de atún de almadraba?

almadraba de zahara

¿Es saludable el consumo de atún de almadraba?

Además de una cultura milenaria, de una arte de pesca sostenible y del mejor de los productos para elaborar un sinfín de sugerentes platos, tradicionales e innovadores, de la mano de la creatividad de apasionados cocineros de medio mundo;  el atún rojo de almadraba, sobre todo, es un exquisito bocado, cuyo consumo proporciona importantes beneficios a nuestro cuerpo. Beneficios, eso sí, que, como en cualquier otro producto, están garantizados si este está sometido a todos los controles necesarios desde que se captura hasta que llega a la mesa.

Hablemos de lo beneficioso de su consumo, que parte de su condición de pescado azul y, por tanto, de sus valores nutricionales. Extremadamente  rico en ácidos grasos Omega 3 y en grasas DHA y EPA, el Thunnus thynnus, es un gran aliado para nuestro corazón, ya que ayuda a controlar y regular los niveles de colesterol malo (LDL-colesterol) en sangre.

Asimismo, el atún, mucho más que productos como la propia carne, es un gran ‘contenedor vitamínico’, atesorando elevados niveles de B2, B3, B6, B9, B12 y E, esta última vitamina con un gran poder antioxidante. Propiedades que suman en favor de las funciones cerebrales, el control de hipertensión, etc.

No menos importante resulta su bajo aporte calórico, por lo que, mediante cocinados idóneos, es ideal para aquellas personas que se encuentran a dieta.

ATÚN GADIRA, GARANTÍA DE CALIDAD Y SEGURIDAD

Precisamente, una de las claves del consumo saludable del atún rojo radica en los controles a los que está sometido desde que se produce su captura hasta que llega a las cocinas de restaurantes y particulares.

Garantías de la que es bandera una de las grandes industrias de referencia del atún rojo de almadrabaGadira, empresa barbateña que controla todo el proceso, propiciando un consumo, tanto en fresco (temporada de capturas) como en ultracongelado, saludable.

Foto: Instalaciones de Gadira

Una garantía que, en el caso de los productos ultracongelados (-60º), se refleja en su escrupuloso etiquetado, en el que se reflejan aspectos tales como el nombre de la pieza en cuestión; peso neto y escurrido; denominaciones comercial y científica; métodos de producción y presentación; zona de captura; categoría de arte de pesca; fecha de envasado y preferencia de consumo; conservación, etc. Todo ello reflejado en un código de barras que constituye la mayor de las garantías y que, ya sea en relación a un producto fresco o ultracongelado, puede y debe ser exigido por el consumidor.

Foto: Correcto etiquetado del atún rojo de almadraba

No hay que olvidar que en torno al atún rojo existe un gran fraude que va en detrimento tanto de la calidad del producto (se ha descubierto que al atún de aleta amarilla se le inyecta zumo de remolacha para comercializarlo como atún rojo) como del bolsillo del consumidor.

QUIZÁS TE PUEDA INTERESAR


Fotos / Texto: Atunéate

¿Quieres formar parte de Atunéate, La Revista Digital del Atún? Pulsa aquí, te informamos.

No hay comentarios

Deja un comentario