Tarantelo de atún rojo en conserva

Tarantelo de atún rojo en conserva maridado con Mirabrás

A la hora de maridar, a mi personalmente me encanta jugar con  sabores,  texturas,  aromas… pero también con la sencillez. Disfruto mucho maridando vinos con esos fantásticos platos con multitud de elaboraciones, aderezos y detalles, pero soy una firme defensora de maridar con elementos sencillos. Y por eso hoy os propongo maridar con conservas de atún rojo.

La clave de este tipo de maridajes tan sencillos, con un sólo dos productos, es que dichos productos sean de muy buena calidad. He elegido el tarantelo de atún Gadira en conserva, que es una parte del atún rojo con menos grasa, y un vino blanco fermentado en barrica, Mirabrás, de Bodegas Barbadillo.

Atún rojo y vino, sea cual sea la forma en que presentemos el atún, es una experiencia gastronómica sublime, porque son productos, que además de por los aromas y sabores, maridan por la historia que tienen detrás; son dos productos que para ser elaborados necesitan de la naturaleza y el sabio buen hacer del hombre.

Un vino seco, que ya en nariz anuncia que es fresco y elegante, y que en boca es sedoso, con matices de levadura y pan, complementa a la perfección con el tarantelo de atún rojo en conserva, por su textura semi-grasa y su intenso sabor. Salinidad y cremosidad se darán la mano en cada bocado.

Este maridaje, no necesita nada más, tan sólo buscar un momento para disfrutarlo en buena compañía.

Fotos: Gadira y Bodegas Barbadillo

Texto: MCarmen Martínez Granados

 

No hay comentarios

Deja un comentario