Tarantelo de atún rojo en Restaurante Albores Jerez

Atún rojo marinado con salsa asiática y huevo de corral

las propuestas de atún rojo del restaurante Albores hace imprescindible repetir la visita al restaurante para poder catar toda la complejidad de sabores con la que el Julián Olivares nos sorprende.

En esta ocasión probamos el Tarantelo marinado con salsa asiática, patata arrugada y huevo de corral, un nombre bastante descriptivo que con sólo verlo en la carta ya nos adelanta una aventura para nuestros paladares.

La base principal del plato es un tarantelo de atún rojo de primera, cortado de manera uniformes en dados de unos 5mm que se marinan muy sutilmente con una salsa asiática, con ligeros toques ácidos, que mantienen bastante intacto el sabor y la textura del atún. El atún rojo se sirve sobre una base de patata nueva, laminada en rodajas gruesas, hervidas justo en su punto, con un poco de aceite y sal, hasta obtener una consistencia más suave. El plato se corona con un huevo de corral, escalfado al momento, algo de cebollino, romero, sal y aceite.

En el plato el aspecto es muy armónico y aunque por separado cada elemento está rico, la auténtica magia sucede cuando transformamos esa armonía estética en un caos, mezclando todo. Al romper el huevo sobre el atún, la yema funciona a modo de salsa muy cremosa que ayudará a ligar los tres elementos, aportando una untuosidad fantástica al plato y sirviendo de hilo conductor a los sabores. Al tratarse de un huevo de corral, el sabor es muy intenso, pero se equilibra a la perfección con el atún y el toque fresco de las hiervas.

Un plato excelente donde la máxima “la suma de las partes es mayor que el todo” está presente.

Foto / Texto: Atunéate

No hay comentarios

Deja un comentario