tartar de atún rojo

Tartar de atún con infinito juego de sabores

La capacidad de sorprender, de alertar y de seducir a todos y cada uno de los sentidos tan solo está al alcance de las grandes creaciones artísticas, generadoras de experiencias inigualables. Creaciones entre las que, sin lugar a dudas, debemos incluir las gastronómicas y en las que el atún rojo, más aún si es de las milenarias almadrabas gaditanas, ocupa un lugar destacado.

El amplio universo de texturas, sabores y volúmenes de un producto del que se extraen hasta 25 piezas supone un reto y, a su vez, un auténtico privilegio para aquellos cocineros que, además de ofrecer un buen plato, van más allás y buscan sorprender a los comensales con esa experiencia única.

Y es que el atún, tal y como se observa en este tartar, se presta a ese juego infinito de colores, sabores, volúmenes y texturas que potencian las distintas salsas y productos que lo acompañan. Productos que, en ocasiones, son de procedencia cercana y que, en otras muchas, recorren miles de kilómetros desde donde son cultivados o elaborados para, en ambos casos, redondear una propuesta tan fresca y estética como este tartar que alimenta a todos los sentidos.

Fotos/textos: Atunéate

No hay comentarios

Deja un comentario