Restaurante Francisco La Fontanilla

Francisco La Fontanilla

La jornada en Francisco La Fontanilla empieza, cada día, muy temprano, con una visita a la lonja de Conil, donde se abastecen de las mejores capturas de la noche anterior. El pescado fresco y el marisco son los reyes de la carta, en la que no falta el atún rojo salvaje. Fuera de temporada, el atún es provisto a -60ºC por la cercana almadrabera Gadira. Esta temperatura de congelación les permite disponer de atún todo el año con el sabor, textura y calidad, del atún recién pescado. Tan importante es el atún en Francisco La Fontanilla que cuenta con una carta propia, donde se mezclan platos tradicionales de la gastronomía gaditana, con las nuevas tendencias importadas de Japón, acompañados de verduras de la huerta de Conil.

Restaurante Francisco La Fontanilla

Al entrar por la puerta, la historia del restaurante se hace presente, una decoración con marcado carácter marinero, cargado de redes, velas y aparejos de pesca adornan cada rincón. Una imagen que contrasta con algunos de sus platos más innovadores, de inspiración nipona y con un emplatado vanguardista.

Su terraza da un nuevo sentido a la idea de “comer en la playa”. Sobre la misma arena blanca y mecidos por el rumor del oleaje atlántico, descubrimos la inigualable experiencia de comer rodeados de luz, el olor y la brisa del océano, que se suman a las increíbles elaboraciones del equipo de chefs de Francisco La Fontanilla, consiguiendo que una sonrisa de auténtica felicidad se dibuje en nuestro rostro.

Restaurante Francisco La Fontanilla

Fotos cedidas por: Restaurante Francisco La Fontanilla

No hay comentarios

Deja un comentario