Parpadelle con atún rojo - La Taberna de El Campero

Para los amantes de la pasta un plato que no te puedes perder

A pesar de nuestra cercanía con Italia, no sólo en lo geográfico si no en lo cultural y gastronómico, es raro que salvo contadas ocasiones, no hayamos incorporado su variedad de pastas sin relleno a nuestro recetario popular. Dejando a un lado, raviolis, canelones y lasañas, en la cocina, en casa, en la de cada uno me refiero, si nos sacan de los espaguetis y macarrones, parece que nos perdemos.

Es cierto, o al menos lo es para mí, que la pasta básicamente es la misma base con distintas formas, y aunque esta no varía el sabor, si que lo hace a la textura, aspecto que también tiene mucha importancia.

Y, a qué viene tanta pasta en una publicación de atún. Nuestros más fieles lectores conocerán La Taberna de El Campero un restaurante, perteneciente a Pepe Melero, ubicado en Zahara donde el atún rojo, si bien mantiene un fuerte posición, comparte protagonismos con otras opciones gastronómicas. Probando las novedades de esta temporada pedí los parpadelles con atún rojo. Confieso que, a pesar de haber estado en alguna ocasión por Italia, nunca los había probado y supuso una grata sorpresa.

El corte largo y ancho de la pasta presenta cierto grosor que en el punto de cocción exacto crea una lamina de textura firme y suave. El elemento principal del plato es un ragú de atún rojo, elaborado con tarantelo. El atún y la pasta se ligan con un salsa ligera de tomate, aceite, anchoas y un toque de perejil.

El tarantelo, a pesar de ser uno de los cortas más magros del atún, consigue una consistencia muy untuosa, deshaciéndose en boca con una ligera presión de la lengua, liberando toda una explosión de sabores, que se ve potenciada por los matices ácidos y dulces del tomate.

El gran sabor que encierra este plato lo ha aupado a uno de los platos estrellas de esta temporada veraniega. Después de haberlo probado entendemos por qué ha doblegado tantos paladares. Delicioso.

Fotos: Atunéate

Texto: Rúben Gil

No hay comentarios

Deja un comentario