Jesús Recio - Restaurante Valvatida

Restaurante Valvatida en Vejer

Hace unas semanas, en un encuentro gastronómico que unía a 10 destacados chef en torno a la carne de caza y las setas, conocimos a Jesús Recio, el 50% de Valvatida, que completa su media naranja, Tamara Cansino. Después de cruzar algunas palabras colocamos en nuestra lista de prioridades el conocer su restaurante y averiguar que se cuece en sus fogones.

No pasó mucho antes de que enfiláramos a Vejer de la Frontera, una ciudad pequeña, de calles estrechas y casas encaladas, con el encanto de la vida a baja velocidad, donde las prisas y el estrés no tienen cabida. Donde saben apreciar los placeres sencillos cotidianos.

A pocos metros de “La Plazuela” nos recibe Valvatida. Cocina rural, reza el cartel que acompaña el quicio de la entrada. Aunque, en nuestra modesta opinión, quizás deberían plantearse cambiarlo por “sabor rural”, ya que si bien, la gastronomía tradicional, con productos frescos del mercado, es la base que sustenta Valvatida, sus técnicas, fusiones y presentaciones, no envidian al más renombrado chef. Destacar la presencia del atún rojo salvaje, de la cercana almadraba y la suculenta ternera de la Janda.

La calidad es el corazón que hace latir este restaurante, calidad en la materia prima, calidad en la elaboración y en el cuidado de cada detalle, que hacen de esta una experiencia memorable. Pero si hay algo que realmente hizo que jamás pudiésemos olvidarnos de Valvatida fue la calidad humana de Jesús y Tamara. El trato cercano y atento que dispensan a sus comensales, te hace sentir como en casa de ese amigo que se preocupan por que estés disfrutando de la velada.

Restaurante Valvatida en Vejer

El acogedor local, fue renovado recientemente, con un estilo que podríamos definir como “marinero moderno”, donde una amplia pared recubierta de una textura de maderas claras, gana protagonismo y aporta luminosidad a la sala. Las formas simples y la utilización de colores luminosos en el mobiliario, ayudan a ampliar la sensación de espacio.

Disfrutamos de una comida excelente y de unos anfitriones insuperables. Cruzando la puerta mi cabeza ya divagaba buscando fechas para compartir esta joya gastronómica con algunos amigos.

Fotos: Atunéate

No hay comentarios

Deja un comentario