Joaquín López jefe de cocina en restaurante Venta Pinto

Venta Pinto

Ubicado en la pequeña pedanía de La Barca, en Vejer de la Frontera, a pié de la que, hasta no hace mucho, era la carretera que vertebrada la provincia de Cádiz, uniendo la Bahía con el Campo de Gibraltar, y un concurrido nudo de comunicaciones para la Janda, se levanta el restaurante Venta Pinto.

Salón en restaurante Venta Pinto

De apariencia sencilla en su exterior, podría pasar por una de las tantas ventas que cuelgan de nuestras carreteras secundarias, de comida sencilla, buena y abundante. Basta cruzar el umbral para notar el peso de su historia, que acumula ya siglos en su haber. Las gruesas paredes y los techos de madera, nos transportan a sus orígenes, allá por el siglo XVII, cuando aún se le conocía como “Posada la Barca”.

Venta Pinto cuenta con distintos salones, culminando en una impresionante terraza que se eleva por encima del trasiego diario y permite disfrutar del sol gaditano, el aire de la sierra y unas espectaculares vistas.

Salón exterior en restaurante Venta Pinto

La imagen de los salones contrasta radicalmente con la cocina, dirigida magistralmente por Joaquín López. Uno casi esperaría encontrarse con un caldero al calor de la lumbre, pero la realidad es bien distinta. Pudimos husmear brevemente puertas adentro, y nos topamos con una cocina de última tecnología, iluminada por una aséptica luz fluorescente, pulcra y ordenada, donde lo único que alborota a sus anchas son los aromas que se escapan, revoltosos, de los fogones.

Bodega con más de 200 referencias en Venta Pinto

Un camarero nos acompaña a nuestra mesa en la magnífica terraza. Su aspecto formal, con chaleco negro y corbata, aventuraba un trato cortes, aunque algo frío, que contrastaba con una extrema amabilidad de la que hizo gala, y que, con posterioridad, pudimos comprobar que es firma de la casa.

La carta es un muestrario de todo lo que puede ofrecernos la provincia. Su privilegiada situación ha propiciado la influencia, tanto del mar como de la montaña, resultando en excelentes platos de mariscos y pescados, donde el aún rojo goza de un hueco especial, sobre todo en temporada, las mejores carnes, ya provengan de ternera retinta, o de piezas de caza, como la perdiz, o el jabalí, sin olvidarnos de las incomparables huertas de la zona.

Terraza con vistas a la sierra de Venta Pinto

Veníamos en busca del atún en manteca, tan conocido en Venta Pinto, pero fue cruzarme en la carta con la ventresca de atún rojo a la brasa, y saber que no había otra opción, al menos para ese día.

El restaurante Venta Pinto, es un lugar perfecto para disfrutar con calma de un ambiente acogedor, con una magnífica oferta gastronómica y un trato exquisito.

[social-share]

Fotos cedidas por: Venta Pinto

No hay comentarios

Deja un comentario