restaurante el alférez

El Alférez despierta tras un revolucionado letargo

Vistas privilegiadas, únicas, a uno de los lugares más paradisiacos de cuantos existen en la costa de Cádiz (El Palmar),  un nuevo, luminoso y cálido ambiente y un envidiable abanico de platos, tradicionales e innovadores, que ponen sus focos  en el excepcional atún rojo dibujan la que, sin lugar a dudas, es una de las propuestas gastronómicas más apetecibles de la provincia. Una de esas a la que vale la pena entregarse en cuerpo y alma y que, afortunadamente para quienes amamos el atún rojo y el buen producto en general, abre hoy sus puertas.

Si ya la simple apertura del restaurante El Alférez es motivo de celebración, esta temporada lo es aún más  por la revolución que durante este letargo invernal ha sufrido en sus entrañas. Y es que, en su afán por crear un clima cómodo, acogedor y moderno, El Alférez se ha sometido a una profunda transformación cuyo resultado se puede tildar de excepcional. Un nuevo espacio de blancos  y marrones en el que predomina la madera y que ha sido diseñado para que el comensal pueda disfrutar de su propuesta gastronómica de una forma cómoda y acogedora.

Una revolución que también ha querido plasmar El Alférez en su carta, realizada con gran acierto por una de las grandes empresas de marketing y comunicación gastronómica, Mesa 12.

Un atractivo soporte que, vayamos a lo que de verdad nos quita el sueño a quienes sufrimos atunitis, es el inicio de un esperado viaje de sabores y texturas que, una temporada más, nos trae sorpresas y que nos presenta en varios contextos.

Foto: Detalle de la carta de atún

Así, en conservas, podemos saborear la cola blanca y la ventresca en aceite de oliva o el tarantelo con pimientos y guisantes; en salazón, el espectacular surtido de almadraba, la mojama de almadraba o el atún de ijar, mientras que en crudo podemos optar por el surtido, sashimi (ventresca) , tataki (descargamento), tartar (descargado) y el carpaccio (lomo).

Abanico de ‘bocados’ a los que se suman esos, tradicionales de la casa, que han hecho de El Alférez parada obligada para los amantes del atún. Nos referimos al morrillo al PX, atún al tomillo, atún a la riojana, atún salteado con habitas y foie, parpatana al horno con crema de espárragos y kabayaky, atún encebollado, en salsa de piquillo o al corazón salteado con verduras.

El filete de atún rojo, la ventresca, el morrillo, la parpatana, el tarantelo y el corazón, todos ellos a la plancha, conforman la última parada de este nuevo y atractivo viaje que El Alférez nos propone desde hoy.

No obstante, no podemos obviar esas otras propuestas que, bajo la máxima del producto de calidad, El Alférez nos propone en los apartados de ‘para compartir’ (queso payoyo, chocos al ajillo, pulpo asado…), sopas y guisos (albóndigas de carabineros, garbanzos con langostinos…), ensaladas (templada de pulpo, de algas y tacos de atún rojo marinado…), arroces (arroz con carabineros y negro con almendritas y almejas), mariscos (almejas al estilo de la casa, ostra giga, zamburiñas al ajo…), pescados fritos (ortiguillas, huevas de meluza…), pescados (bocinegro, pargo, urta…) y carnes (solomillo de retinto, presa ibérica…).

Localización y teléfono del Restaurante El Alférez

Fotos / Texto: Atunéate

No hay comentarios

Deja un comentario