atún rojo en Conil

Exquisitos bocados de atún en la Azotea de la Mejorana

Hay platos que basta con verlos para saber que nos van a aportar sabor, frescura y, sobre todo, lo mejor de nuestra gran pasión, el atún rojo. Sus colores, volúmenes, combinaciones de productos e, incluso, formatos hacen que nuestras glándulas salivales registren una actividad frenética. Un impulso que, como corresponde, solo puede ser saciado probando esos bocados que ya han conquistado al resto de nuestros sentidos.

Y, precisamente, en esa búsqueda de sensaciones fija sus objetivos una de las cocinas en las que el atún rojo es una seña de identidad, La Azotea de La Mejorana, Restaurante de Conil de la Frontera que nos propone dos de esos platos que nos seducen por la vista y nos acaban conquistando por la boca.

El primero de ellos son sus conocidas ‘Arepitas de atún rojo con encaje latino’, un plato imaginativo y refrescante en el que se resaltan el sabor y la textura melosa de una de las piezas más nobles del atún rojo, el descargado.

Así, sobre una ‘falsa’ arepa, una torta con encaje, María Triana, jefa de cocina de La Azotea de La Mejorana, monta la pieza de descargamento, que combina con una sutil salsa de cilantro, albahaca, naranja o sandía (depende de la temporada) y chile chipotle. Chocolate negro y una aromática tierra de frutos secos (pasas, nueces, avellanas, anís estrellado, clavo, almendras y guindilla molida) culminan con sus aromas y texturas un bocado con personalidad.

Otro de esos platos que en La Azotea de La Mejorana dejan ver la personalidad de María Triana es el ‘Tartar de atún rojo al gusto de María’, toda una declaración de intenciones de cómo interpretar uno de los platos más característicos cuando de este excepcional producto se trata.

Foto: Tartar de Atún

De este modo, la cocina de La Azotea de La Mejorana nos propone un tartar inspirado en el clásico steak tartar.

Pepinillo, cebolleta, un punto de mostaza de dignon y un poco de yema de huevo, junto a sal y pimienta molida, sirven para realzar y potenciar los sabores de una pieza de fibra ancha como el tarantelo o, en su caso, de descargamento.

El resultado, un bocado potente, pleno de sabor y aterciopelado.

Más información sobre La Azotea de la Mejorana pulsando aquí


Fotos / Texto: Atunéate

¿Quieres formar parte de Atunéate, La Revista Digital del Atún? Pulsa aquí, te informamos.

No hay comentarios

Deja un comentario