Sinfonía de gambas con espinacas y atún rojo de Francisco La Fontanilla

Sinfonía de espinacas con gambas y suprema de ventresca

Permitidme que hoy os sorprenda con un delicado y exquisito plato, que nos llega de la mano del restaurante Francisco la Fontanilla. Un plato que sería el orgullo de cualquier anfitrión en la cena de fin de año. Con una llamativa presentación, que no es, si no el adelanto de los placeres que nos reserva su degustación.

Con una crema suave de base, realizada con reducción de nata, cebolla, brandy y toques de nuez mozcada y pimentón dulce, el plato tiene un fondo muy meloso de sabor suave, que ocupa un meritorio segundo plano y prepara el paladar para los ingredientes protagonistas.

Tanto el atún rojo como unas fresquísimas gambas de la bahía, comparten el protagonismo, con su textura carnosa y sabor a mar, acompañadas por las espinacas y cebollas, que aportan consistencia a la salsa.

Si en la gastronomía el orden de los factores, definitivamente altera el resultado, en este caso es primordial, ya que tanto las gambas, como el atún rojo, presentan una textura con cuerpo, perfecta al paladar, mientras que la cebolla y las espinacas, han rendido su firmeza para fundirse con la salsa. Resultado del cuidado meticuloso con los tiempos de cocción.

El punto de atención lo aportan unas pequeñas perlas de cabiar de manzana, con un toque afrutado, que además de color, en boca lanza una explosión dulce. Un plato sencillo pero con los matices precisos que permiten obtener una experiencia gastronómica excelente.

Foto cedida por: Restaurante Francisco La Fontanilla

No hay comentarios

Deja un comentario