Restaurante la sal

Lenguetazos de sabor del restaurante La Sal

Bien es sabido que si por algo se caracteriza el atún rojo es por su enorme, casi interminable, capacidad de sorprendernos y deleitarnos con sus innumerables texturas y sabores. Un universo complejo cuya interpretación no está al alcance de todos y que, cuando se consigue, nos proporciona sensaciones gastronómicas incomparables.

Un ejercicio, el de la interpretación del enorme potencial del atún rojo, del que sabe mucho uno de los restaurantes referente de este producto, La Sal, de Zahara de los Atunes. Esta cocina, distinguida en numerosas ocasiones por los jurados, popular y profesional, de la afamada Ruta del Atún de Zahara de los Atunes, ha querido ir más allá en esta nueva edición elaborando una sorprendente tapa capaz de transmitirnos todos y cada uno de los sabores del producto.

Foto: Detalle de la tapa

Así, sobre un sugerente plato “20.000 Lenguas de Sabores Marinos” que emula ese órgano muscular capaz de distinguir todos y cada uno de los sabores, la lengua; La Sal nos propone un bocado en el que, en perfecto equilibrio, conviven lo dulce, umami, ácido, salado y amargo.

Una atrevida composición que representa con el dulce de la parpatana al horno con miel; la acidez del sashimi con gel de su ceviche y aire de limón, naranja y jengibre; el salado de la ijada de atún en salazón de elaboración propia; el amargo de los brotes verdes y pensamientos y el umami del trigo sarraceno, verduras y sésamo, salteados con soja y caldo dashi y el atún cubierto con snack de wasabi, soja dulce y aceite de wasabi. El resultado, el pretendido, una auténtica explosión de sabores que funciona a la perfección.

Texto / Foto: Atunéate / Mesa12
Fotos varias / La Sal

No hay comentarios

Deja un comentario