Nigiri de atún rojo - Plato al Centro

Mi historia con el sushi

Mis orígenes con el atún crudo se remontan a hace cosa de 10 años, cuando lleve a la que es ahora mi mujer, a cenar en Málaga a un restaurante donde había empezado a trabajar una amiga. El restaurante en cuestión era el Zenart, un japonés muy cerca de la plaza de la Merced y que, a pesar de costarme 120€ la cena, que para mí era un mundo, acabé completamente enganchado a la gastronomía nipona.

Yo, en mi ignorancia, pensaba que los manjares que había probado serían iguales en todos los japoneses, o al menos parecidos a los que acababa de probar. Iluso de mi.

Desde entonces, en mi vida se han cruzado innumerables japoneses, y asiáticos, que se parecen, pero no. He de reconocer que he probado el infesto sushi de supermercado, más por curiosidad que por creencia de que pudiese saber a algo que no fuese plástico. Una honrosa mención se merece la cadena Woolworths en Sudáfrica, que preparaban un sushi más que decente, que ya quisieran la cadena de supermercado francesa que tanto bombo le está dando a su penoso sushi. Incluso en un mismo restaurante, mi restaurante de sushi de cabecera, me han dado grandes alegrías y mayores tristezas. Tanto que dejé de ir durante meses, porque cambiaron el atún.

Y es que, amigo mío, el atún, como bien venimos haciendo hincapié siempre, es mucho atún. Y no es lo mismo un buen atún rojo salvaje de almadraba, o uno de granja. Que como los japoneses y los asiáticos, se parecen, pero no. Y ni hablar del atún claro, que tendrá su hueco en la cocina, nadie lo duda, pero no en mi sushi.

Afortunadamente, en la provincia de Cádiz, tenemos grandes restaurantes que cuentan con algún sashimi o tataki de los mejores que he probado. Hoy quiero romper una lanza en favor de Plato al Centro, un restaurante de El Puerto de Santa María, con una tradición familiar muy ligada a las almadrabas, y con una generosa variedad de sushi en su carta. Como no podía ser de otra manera, con el mejor atún rojo salvaje del mundo. El mismo que podrías comer en los mejores “sushi bar” de Japón, y con un precio muy contenido, que permite disfrutar de semejantes manjares con cierta asiduidad. Un lugar donde el ambiente y el buen trato están a la altura de su magnífico atún rojo.

Os dejo una muestra de sus platos, con la recomendación de que, si por azares del destino caéis en un mal restaurante con un sushi pésimo, no desesperéis, encontrar un gran sushi, bien merece algún tropiezo.

Maki de atún rojo con huevo de codorniz

Nigiri de dambas con crujiente de cebolla

El tradicional maki de atún rojo

California roll

Fotos: atunéate.

No hay comentarios

No se admiten comentarios