Taquitos de tarantelo con salsa picante - Restaurante Francisco La Fontanilla

Taquitos de tarantelo con salsa picante, combinación perfecta en Francisco la Fontanilla

La temporada del atún rojo es una época especialmente buena para ir a Francisco La Fontanilla. El restaurante, aunque con una ocupación alta, todavía no llega a los niveles que imponen los turistas veraniegos  y la climatología es más benévola.

Sentados en su terraza, nos dispusimos a probar algunos platos de atún rojo, que tuvieran a bien servirnos. Para empezar pedimos algo liviano, que aunque los rigores del verano todavía no campan por nuestras costas, la primavera tardía tampoco invita a platos de cuchara. Entre varias sugerencias, nos decidimos a empezar con los taquitos de atún rojo con salsa picante.

El corte de atún elegido es tarantelo, un pieza con un nivel de grasa intermedio, que le aporta bastante sabor al plato, pero que por norma, suele darle cierta untuosidad,  que de primeras, no parecía muy apropiado para los taquitos. La sorpresa llega al meterlos en boca. El atún rojo servido muy frío, no sólo ayuda a la sensación refrescante del plato, sino que mantiene la consistencia del atún, consiguiendo una textura similar al descargamento, pero con la mayor intensidad de sabor del tarantelo. Una buena solución. Los taquitos se había macerado con sojalim, una salsa mezcla de soja y lima a partes iguales, a la que se le añade azúcar y se deja reducir, creando una combinación entre ácido y dulce muy apetecible.

El atún rojo se asienta sobre una base de aguacate, alga wakame y salsa siracha. La salsa, de origen Tailandes, elaborada con chile maduro, guindilla, ajos cocidosazúcar y sal, es de un picante moderado y dejan un sabor dulzón en boca, creando un hilo conductos con la sojalim.  El plato se acompaña con una pieza de fisali, que viene a unirse al combinado acido- dulce, y se complementa con tres tipos de sal, sal de eneldo, sal de vino tinto y sal negra. Algo de sésamo negro y blanco aporta un sutil toque tostado y crujiente.

Como anticipamos, el atún en boca mantiene una consistencia firme a la que se añade la untuosidad de la base de aguacate y la salsa siracha. Junto al atún, el sabor predominante es el dulce con matices ácidos, que dan como resultado una elaboración muy ligera y fresca, de la que dimos buena cuenta.

Foto: Atunéate

No hay comentarios

Deja un comentario